Feeds:
Entrades
Comentaris

Posts Tagged ‘Llibres vells’

real fàbrica fundició de lletra de barcelona

Real Fàbrica de Fundició de Lletra de Barcelona

“ Altre llibreter de l’època, remarcable pel seu amor al llibre, fou Josep Lluch. Aquest llibreter estava establert, des del 1833, al carrer de la Llibreteria. Era molt entès en llibres antics. Quan, l’any 1835, es produí la crema de convents, arriscà la seva vida per salvar els manuscrits, els llibres i els pergamins de les biblioteques dels convents dels Carmelites Descalços que hi havia al carrer del Carme, i dels Dominics de Santa Caterina.

L’endemà mateix va poder treure els llibres que s’havien salvat del convent de Sant Agustí, mitjançant el permís de les autoritats. Per tal de salvar-los va penetrar al convent passant pel soterrani d’una casa del carrer de Sant Pau, que comunicava amb aquell.

És en aquesta època que el llibre antic comença a despertar fort interès entre gent escollida. I és en tal època també que hom ambienta la llegenda barcelonina del llibreter assassí, que féu molta forrolla, ací i a fora, però especialment a l’estranger, de mitjan segle ençà”.

Llibre de Llibreters de Vell i de Bibliòfils barcelonins d’abans i d’ara, Jaume Passarell, Ed. Millà, Barcelona, 1949; pp. 22.

carmelites descalces barcelona 1Carmelites Descalços al carrer del Carme cremat al juliol de 1935

 

šsenyal1

 

feria libro madrid 1919

“ Madrid se ha inundado de librerías de viejo. Además de los veintitantos puestos de la Feria de libros, no hay ya calle sin importancia o próxima a esta en la que no se haya montado tinglados y cuchitriles, y a veces tiendas en serio, donde se trafica con el libro como si fuera tabaco, azúcar, aceite o cualquier otro artículo de difícil adquisición, por su escasez o carestía. Hay librero que en poco tiempo ha ganado más dinero que Manolete, o aparenta haberlo ganado, a juzgar por el incremento de su negocio y la vida prócer con que se produce en los lugares bien frecuentados. Por estos precios estraperlísticos que ha alcanzado el libro, se comprenderá fácilmente por qué no es hoy el más inteligente el que adquiere más libros, sino aquel que dispone de más dinero. Se me dirá, con error, que eso ha ocurido siempre.

No, siempre no ha ocurrido eso. Cuando estaba el libro al alcance de todas las fortunas, el libro era adquirido por el bibliófilo, puesto que siendo sus búsquedas frecuentes, encontraba el libro antes que el mero caprichoso que visitaba las librerías de tarde en tarde.

Hoy ocurre que el bibliófilo pide precio por el libro que ve antes que el caprichoso adinerado, y como el precio es sencillamente escandaloso, el bibliófilo se retira apabullado y mohíno y el señor con buena cartera, se lleva el libro que enriquecerá su biblioteca pero que nadie cogerá luego para  enterarse de lo que dicen sus páginas interesantes.

Los mismos libreros están escandalizados del precio a que algunas veces se ven obligados a comprar los libros a los particulares; pero esa indignación no les dura más que el tiempo que invierten en pagarlos y colocarlos en los estantes. Cuando se han hecho con los libros, desahogan su despecho marcando a su vez en los mismos, y a lápiz, el precio nuevo, con una cifra equivalente al triplo o cuádruplo del precio pagado por ellos.

Hecha esta pequeña manipulación el sosiego vuelve al alma del librero.

No digo nada cuando el libro comprado es de los llamados raros o curiosos, o cree el librero que es de esa categoría. Entonces la estimación del libro sube a las nubes y el libro comprado en diez pesetas es marcado en el angulito superior de la guarda con un ciento setenta y cinco o doscientos como una casa”.

 Del llibre: Libros de viaje y Libreros de viejo, de Florencio Bello Sanjuán, G.A.I.C.E., Madrid, 1949, pp. 33-34.

feria libro madrid 1949 foto en tuit de Campúa fotógrafo

Foto de “Campúa” de la Feria del Libro a Madrid (1949)
Anuncis

Read Full Post »

elogi de la follia

“La bibliofília s’ofereix a totes les edats de l’home – des de l’infant més menut entusiasmat per les il·lustracions en colors imaginatives, fins al més vell que col·lecciona incunables hispanoclàssics -. Mentre hi hagi vida i coneixement i es puguin girar les pàgines o es tingui algú per girar-les, el bibliòfil pot exercir la seva professió. I si es té una relativa salut l’exercici no depèn dels capricis de cap més persona ni de cap altra consideració.

Efectivament, sembla que la malaltia bibliomaníaca, amb les seves tranquil·litats i satisfaccions allarga la vida. Apuntem alguns noms d’erudits bibliòfils: Manuel Gómez Moreno, Ramón Menéndez Pidal, Américo Castro, Homero Serís, Pau Font de Rubinat, Eduard Toda i cas extraordinari, una dona, tota una dona com Clara Luisa Penney.

clara luisa penney

Tot allò incita a la gent en grau extraordinari i el bibliòfil amb la saviesa i calma acumulades, continua llegint i manejant llibres sense respondre i sense parlar gaire ‘d’allò’, llevat als seus co-malalts més estimats i admirats.

Veiem, doncs, que malgrat certs paral·lels amb algunes característiques de l’alcoholisme o de l’amor cortès, millor s’assembla la bibliofília en les seves manifestacions més importants a la bona i sana follia de la qual gaudia l’heroi de Cervantes, el qual haurà arribat a comprendre-ho pregonament tant per inclinació i experiència com per la lectura d’una obra ja bassada en l’Elogi de la follia d’Erasme, Censura de la locura humana y excel·lencies della, de Gerónimo de Mondragón, primera edició de Lleida, 1598. A propòsit, conec un exemplar d’aquesta obra amb enquadernació de cordovà, color cor, decorada en or i firmada per Chambolle-Duru que…”.

Del llibre Elogi de la bibliofília de Theodore S. Beardsley, ed. Porter-Llibres, Barcelona, 1974; traducció de Rosa Porter de Vergés. Pp. 17-18.

 

š     š     š     š     š     š ℑ          ℑ          ℑ          ℑ          ℑ          ℑ          ℑ

š     š     š     š     š     š     š

“ Cada vez que vamos al sótano, nos preguntamos cuanto valdrán esos libros que están allí desde los tiempos de nuestros padres y abuelos. Si desea saber que es lo que más influye en los libros, lea lo que afirman los expertos…

La oferta y la demanda es un elemento que influye ampliamente. Si bien no asegura la calidad de contenido, como cualquier objeto de mercado, el libro se determina por estos parámetros.

Existen tantas respuestas como personas, o incluso más. Pero se pueden ver algunas tendencias: Existe gente que busca en el libro una identificación con sí misma, sus ideas, o la sociedad en la que vive. Puede que estos libros le retrotraigan a su niñez, su juventud, sus familias o sus ciudades. Otros buscarán libros que tengan relación con su trabajo, o con los hobbies que practican, mientras que algunos preferirán aquellos que los lleven a lugares que visitaron, o en los que jamás estuvieron pero a los que les gustaría llegar. Un género que últimamente ha concitado mucha atención, es el de las biografías, en el que se busca conocer la historia de aquellas personas a las cuales los lectores admiran o admiraron. En definitiva, los libros son como un cristal del espíritu humano: ‘ dime que estás leyendo y te diré quien eres’, sería el ajuste de la clásica frase que podríamos hacer.

Y formar una pequeña biblioteca personal, es una tarea muy íntima y creativa. Pensando en los fríos términos de ‘mercado’ u ‘oferta y demanda’, comienzan a entrar en juego las características particulares de cada libro. Muchas editoriales, suelen sacar dos tipos de ediciones del mismo libro: la original y la de bolsillo. Las primeras suelen ser más grandes, poseen hojas más gruesas, letras más amplias, y tapas mejor diseñadas, mientras que las segundas, son todo lo contrario, pero mucho más económicas. Luego, influye mucho la edición: las primeras tiradas suelen ser las más caras, ya que son más difíciles de conseguir. Otras veces, influye el hecho de que el libro haya sido poseído por alguna persona muy importante ( por ej. Galileo, García Lorca, Borges). Y sin dudas una de las cosas que más valor les dará, es el hecho de que estén firmadas por el autor”.

 

Article: “Bibliófilos: ¿ de qué depende el valor de un libro?” en el vlok: “En Plenitud, el sitio para mayores de cuarenta”.

Http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloID=2514 .

 

ex vlokis 2

š     š     š     š     š     š     š

š

Read Full Post »

llibre de llibreters

“ Com hem dit, en Cerdà, llibreter d’ocasió, es quedà la llibreria secular d’en Piferrer, a la Plaça de l’Àngel. Fou l’única, en el seu temps, que vengué la Passió i Mort de Nostre Senyor Jesucrist, en la versió que es representava al Liceu.

Tenia també en Cerdà l’exclusiva de la revista La Moda Elegante, la qual, perquè repartia figurins i dibuixos, va fer forrolla entre les senyores barcelonines.

El 1894 la casa va liquidar. En Baldomer Gual, (à) el Mero, va comprar les existències que hi havia al magatzem que la casa Piferrer tenia a la mateixa Plaça de l’Àngel.

El trasllat dels llibres fou fet a carretades i va durar dos mesos.

L’estoc de llibres que hi havia amagatzemat allà era immens,  en sortiren un gran nombre que anaven molt buscats.

Segons en Joan Baptista Batlle, que arreplegà els que hi havia en una altra casa de la Travessera de Dalt, amb la quantitat enorme de llibres que van sortir de la casa Piferrer hi havia per a alimentar el mercat barceloní de llibres vells una pila d’anys. I en Gual, si no hagués tingut la dèria de girar de pressa, s’hi hauria fet molt ric”.

Llibre de Llibreters de Vell i de Bibliòfila barcelonins d’abans i d’ara, Jaume Passarell, Ed. Millà, Barcelona, 1949; pp. 15.

ζ          ζ          ζ          ζ          ζ          ζ          ζ

llibreria en el Mercado El Volador

“ Para todos aquellos que sufrimos la desmesurada fiebre por la compra y el coleccionismo de libros, la vetusta ciudad de México ha sido un verdadero paraíso por la abundancia y variedad de negocios dedicados a la venta de libros usados, los cuales tienen en ocasiones una procedencia oscura e inenarrable; en ellos se entretejen historias que esconden pleitos de herencia, robos, angustias económicas y otras muchas anécdotas, que dan por resultado el que nuestros viejos amigos, los libros de segunda mano, aparezcan en el mercado una y otra vez.

Ya con anterioridad algunos estudiosos han hecho importantes publicaciones como la de libros y libreros en la ciudad de México que nos relata especialmente la empresa de editar y vender estos vehículos de cultura, especialmente en la época colonial; así también, hay quien nos describe a los libreros anticuarios, la categoría más alta y sofisticada de los comerciantes de libros de segunda mano, quienes por sus conocimientos y especialización se dedican al tráfico de ediciones raras y valiosas que alcanzan precios estratosféricos., diariamente o en las ventas semanales y dominicales, ofrecen toda su mercancía a los curiosos e interesados.

Pero en esta ocasión centraremos nuestra atención en los sencillos vendedores de libros usados, de viejo o de segunda mano, los que con orgullo y dedicación, diariamente o en las ventas semanales y dominicales, ofrecen toda su mercancía a los curiosos e interesados.

Llibreria en el Mercado del Volador

Llibreria en el Mercado El Volador

Nuestra experiencia personal se remonta a mediados de este siglo, cuando existían en la ciudad de México numerosos vendedores de libros usados que tenían su ubicación especialmente en el Centro Histórico; algunos de ellos nos relatan cómo sus antecesores ejercían su oficio en el desaparecido Mercado del exVolador, en el espacio que hoy ocupa el edificio de la Suprema Corte de Justicia, adonde los había trasladado el gobierno de la ciudad, después que desapareciera el terrible Parían que afeaba la Plaza mayor de la urbe.

Fue don fernando Rodríguez – presidente por años de la unión de libreros -, que tenía su negocio en una vivienda de la calle de Mesones núm. 129, en una extraordinaria vecindad del siglo XVIII, quien nos introdujo en el fascinante mundo del libro de segunda mano. Él nos fue guiando sobre el significado de las ‘primeras ediciones’, de las ‘ediciones numeradas’, de los empastados en cuero con dorados y repujados; fue también quien nos mostró aquellas joyas que tenían la dedicatoria del autor o los que conservaban los exlibris de algunos de sus dueños anteriores. Los diálogos conformaron un curso que duró varioa años, y durante él aprendimos las cosas básicas y más importantes que debe saber todo buen coleccionista de libros que, al final de cuentas, termina por ser un apasionado buscador de ediciones de todos los tiempos”.

 

Article:”Librerías de viejo”, de Felipe Solís, a México en el Tiempo, nº 11. Febrer-març, 1996.

Http://www.mexicodesconocido.com.mx/notas/5336-Librer%EDas-de-viejo

Llibreria Burroculto a Ciudad de México

Llibreria Burroculto a Ciudad de México

Read Full Post »

 

63 fira llibre 2014

 

31 llibreries i baixant, cada any menys, abans ( fa uns anys) érem la segona Fira d’Espanya, avui crec que som la tercera, de moment, perquè al pas que va la cosa aviat serem la 6a. o 7a.

            En altres Fires fan més propaganda, informen de quins  i quants llibreters hi van, editen un llibret per celebrar-ho ( com fa anys es feia a Barcelona), aquí no imprimeixen ni el discurs d’inauguració. Sembla que no hi gaires coses per celebrar

            En el vlok del Gremi diuen quatre dues coses i gràcies. Segur que a la Facultat de Biblioteconomia podrien trobar estudiants o algú que els hi donés una mà en la posada al dia del vlok del Gremi, crec que la cosa podria millorar.

Feria Madrid XXVI 2014

 

A la Fira de Madrid: “XXVI Feria de Otoño de Libro Viejo y Antiguo”, del 2 al 19 d’octubre hi seran 40 llibreries, la majoria de Madrid, però també de València(5), Salamanca, Bilbao,Segovia,Zaragoza(2), Barcelona, Vitoria(2),Sevilla i Sant Vicent del Raspeig (Alacant). En el vlok de Libris trobareu informació detallada,  http://www.libris.es/img/26FeriaLibroViejo2014.pdf,  i a la primavera , la Asociación de Libreros de Lance, van fer la 38a.Feria del Libro Antiguo y de Ocasión”, http://www.feriadeprimavera.com/ , amb40 llibreries, 4 de Barcelona, i també van editar  un llibre.

38 feria libro madrid 2014 primavera

 

 

 

Llistat dels llibres editats per Libris per celebrar les Fires, no Firetes, que fan.

llibres editats per Libris

 

 

 

 

Bé, no val la pena allargar-se, el 19( demà)  i un parell de dies més estaré al Passeig de Gràcia, remenaré, “tocaré el piano” on em deixin i compraré alguna cosa. Dels preus dels llibres vells ja en parlaré un altre dia.

Read Full Post »

 

         

56 fira llibre

 

“ El llibre de fons, el que ja porta anys al damunt, és l’únic que, en certa manera, se salva de l’exigència dels continguts que ‘desvaloritzen’ tants cops els llibres acabats de sortir, els que anomenem “novetats”. La majoria de novetats, com és sabut, són efímeres: de la quantitat de llibres publicats al cap de l’any, se’n salven només una part en successives edicions i tenen una vida més llarga que la de la instantània presència a l’aparador, i una part encara més petita aconsegueix vèncer el temps i ser considerats clàssics. Però qualsevol llibre, rescatat pel llibreter en el seu fons, té un valor afegit més enllà de la bondat del seu contingut: totes les llibreries celebren la salvació física del llibre que ha vençut tots els enemics que dèiem abans, des del foc al desinterès dels humans i el pas del temps i de les modes. Un llibre de fons té el contingut que té i a més el valor afegit de ser un testimoni del passat, des les característiques de la impressió fins a la mirada distant que pot convertir un text de contingut anodí en un testimoni de les manies, els prejudicis i els aires del seu temps. En les llibreries d’ocasió, en els vells llibres, allò que importa a més del contingut, és la consideració del llibre com a obra d’art o d’artesans. Són obres d’artesania, a les quals el temps ha afegit un valor testimonial, com una eina intel·lectual del passat.

 

          El professor José María Valverde deia que reconeixia la vocació pels llibres, dels escriptors i dels lectors, per l’atracció que sentien per l’olor, ell en deia perfum, dels llibres, que podia ser el perfum de la vellor o el perfum de les pàgines acabades de sortir de la impremta”.

 

           Emili Teixidor,en el Pregó de la 56ª Fira del Llibre d’Ocasió Antic i Modern de l’any2007.

emili teixidor

 

 

       ζ               ζ              ζ               ζ               ζ               ζ

 

          “ El futuro de la Bibliofilia: Obviamente podría resultar pedante cualquier intento por predecir el futuro, pero quizá la marcha de los acontecimientos y la velocidad de los cambios tecnológicos, nos haga más audaces a la hora de escudriñar el futuro de la bibliofilia, tanto de libros nuevos como viejos. Así pues, en momentos en los que la electrónica acerca a nuestros hogares el videotexto, el videolibro y otras novedades por llegar, es cuando mayor número de tiradas alcanzan algunas editoriales, mayor número de socios cuentan algunos- clubes de libros y mayor esfuerzo se hace por abarcar todas las edades y niveles de lectura, desde las fantásticas historias dibujadas para niños y mayores, hasta la divulgación cultural a través de los fascículos coleccionables semanales. En este campo existe de todo publicado. Desde las más completas historias del Arte, del Cine o de las Guerras, hasta manuales para conservar el automóvil, la casa, el hogar, etc.

            En resumen, el amor por los libros que le llevará a la bibliofilia, no sólo le resultará un hobby fascinante, sino práctico en lo que se refiere a libros de consulta, estudios, etc. Decorativo, porque difícilmente habrá algún elemento del hogar más bello, que las estanterías de una biblioteca llena de volúmenes bien encuadernados. Rentable, porque los libros, al igual que otros valores, pero sin grandes inversiones, se revalorizan con el tiempo, más si en nuestras ‘cacerías’ por las librerías de ocasión nos hemos topado con alguna maravilla, o poco a poco hemos reunido una importante colección temática. Aunque quizá el aspecto más importante sea el caudal de conocimientos, el enriquecimiento de nuestra cultura en todas sus variantes: práctica, imaginativa, formativa, etc., y en definitiva, que más podemos decirle, si ya al estar leyendo este libro es usted un poco bibliófilo”.

           Del vlok Hobbies y Aficciones, escrit sobre Bibliofília de Héctor Tilda.

http://hobbiesyaficciones.blogspot.com/2009_05_01_archive.html

 

exbloguisquadrat2

Read Full Post »

cartell fira figueres 2013

 

               “ Als qui venerin els llibres sense moderació i, de manera convulsiva, necessitin comprar-ne gairebé com a una fatalitat, se’ls deuen fer interminables els dies i els instants d’espera fns a la fira del llibre vell que se celebra anualment a Figueres durant les festes de la Santa Creu. A casa, als prestatges de la meva nova biblioteca sota teulat, un munt de llibres i de volums de lletres valuosíssimes llueixen el llom de cares a mi per recordar-me el significat d’un dels fragments que més ha marcat la meva comprensió literaria.

la minyonia 7

 

                Al darrer capítol de La minyonia d’un infant orat, titulat La ciutat dels llibres, el mallorquí mossén Llorenç Riber reconeixia amb el seu estil noucentista elegant que ‘Aquesta és la historia de tres llibres a través de la meva ànima. Cap altre llibre ja s’ha apoderat més imperiosament de mi. I tal vegada ells ja insinúen la dirección que vaig donar ulteriorment a les meves petites activitats literàries:la poesia dels llibres sants; la clàssica literatura llatina; l’amor a la literatura nostrada. Per ells, l’infant orat va entrar a la ciutat dels llibres. I encara hi és’.

firallibre figueres1

 

               A Figueres i als seus rodals, comarcals i de provincia, hi ha gent que, més que a la vida mateixa, pertany a la literatura. Per a aquestes persones, col.leccionistes algunes i lletraferides totes elles, la fira del llibre vell que organitza el Casino Menestral Figuerenc és la vertadera meca anual, el lloc ineludible, un esdeveniment que arriba a cotes gairebé espirituals: llibres els uns a sobre dels altres, col.leccions completes amb volums exhaurits, traduccions d’alt nivel literari – quin català, el de la cancelleria reial¡ – gairebé introbables, manuals d’història de l’art i de receptes culinàries cadascuna amb la seva il.lustració, tot en pàgines esborrallades i groguinoses, com si el temps i la lectura les haguessin rosegat amb ànim voraç. La literatura, tot el tresor del saber, engiponada i ordenada pels llibreters de vell, que no deixen de ser una rara subespècie humana. Dels seus taulells de fusta humida, en deixen marxar alguns exemplars com l’arbre del cartell de reclam deixa caure alguns llibres com si fossin fulles. Qui més qui menys en fira algún, de preu mòdic o de cost astronòmic, i es deixa seduir pel que en diguin les seves lletres com la pluja i la neu de què parlà fa més de dos mil.lenis i mig el profeta Isaïes:’Tal com la pluja i la neu/cauen del cel i no hi tornen,/ sinó que amaren la terra/ i la fecunden,/ i la fan germinar/ fins que dóna llavor als sembradors/ i pa per a aliment,/ així será la paraula/ que surt dels meus llavis:/ no tornarà a mi infecunda./ Realitzarà el que jo volia, / complirà la missió/ que jo li havia confiat’.

 Daniel Ferrer:http://www.ediari.cat/analisi/cultura/722-la-ciutat-dels-llibres-vells.

la minyonia 5

 

               “ Por su parte, en el mundo del libro antiguo cada vez son más las posibilidades que tenemos de poder comprar una de estas preciadas joyas sin movernos de casa. Ahora bien, también esto tiene sus peligros como el hecho de no poder acceder físicamente a la obra que estamos comprando, que además puede estar bibliográficamente mal descrita, con el consiguiente fraude y gasto económico que ello puede comportar. Por no citar las estafas que pueden conllevar algunas de estas operaciones mediante el pago con tarjeta de crédito.

           Pero pongámonos en el papel del bibliófilo, coleccionista e investigador del libro antiguo que desea comprar un libro de estas características para su biblioteca. Es evidente que Internet ha sido una herramienta notablemente útil, pero hay que saber utilizarla. No sirven todos los portales, ni todas las librerías, ni todos los cauces son válidos para hacerse con una de estas preciadas piezas. En último lugar será el olfato del comprador el que determinará el éxito de la operación.

           No son todos los que están ni están todos los que son. Quizás este lema resuma muy bien la cantidad y al mismo tiempo ausencia de información que encontramos en la red dedicada al mundo del libro antiguo”.

      Article de Nicolás Bas Martín: “Documentación on line sobre libro antiguo”, pp. 112, a Documentación de las Ciencias de la Información, 2007, vol. 30.

 

la minyonia 3

Read Full Post »

                Editat amb motiu de la Feria del Libro Antiguo a Sevilla ( 2011). Aquí aquestes coses no es fan, abans es feien edicions petites, però molt interessants, avui nasti de plasti.

            De rastros y encantes, llibre de José Carlos Cataño. Univ. Sevilla/ Asoc. Amigos del Libro Antiguo, Sevilla, 2011.

                                     

               El llibre explica moltes coses del Mercat de Sant Antoni i dels Encants, de la gent que compra i de la gent que hi ven, i poso aquí unes quantes frases en les que parla d’ells i alguna cosa més.

            p. 18: “No hubo rebaja. Solo la mala cara de la dependienta”.

 

            p. 23-24: “ En los Encantes, … Me habían avisado que los sábados se podía encontrar lo que salía durante la semana, pero a mejores precios. Sobre todo si se comparaba a lo que se subasta el miércoles, que pasa por ser el mejor día. Desde luego que no estaban los buitres, los profesionales, y eso es ya un alivio considerable… “.

 

            p. 31: “ –El negocio de los libros no está en vender sino en comprar – me suelta, pensando como siempre en lo suyo.”

 

            p.33: “ Después de todo, con el índice de chalados que uno se encuentra, da gusto percibir buenas maneras, y también la empatía y la complicidad por tantas madrugadas compartidas de hielo húmedo entre papeles viejos, viejísimas letras, la historia siempre intensa, y desconcertante, de los libros que acaban en los montones”.

 

                                   

             p.47: “ es curioso, porque en un medio donde abundan los amargados y los groseros, si te descuidas acabas chulesco y golfo, como si te pidieran que los colocaras en su lugar de esta manera, sin entender que existan otras.

 

            p.59: “ Y sin embargo, ayer mismo estaba el del puesto que cada domingo nos da los buenos días, aun si a uno se le olvida, o se contagia este uno de la antipatía y el fastidio con que suelen mancharnos los libreros de morgue y trinchera”.

 

            p.72: “Son mis ángeles custodios, el matrimonio. No es frecuente encontrar gente tan sencilla y tan amable entre los que venden libros”.

                                   

 

 

 

             p.110: “ –El jefe está almorzando – dijo con absoluta autoridad-. No se pueden tocar los libros.

         El compañero no sabía qué hacer. Le sugerí que los escondiera  -Sí, pero el jefe es el hijo del Pepo – me replicó-, que tiene todavía peor genio que el padre….

          Desde luego, al Pepo mejor ni mirarle, porque te quintuplica los precios.”

 

            p.121-122. “ Un librero anticuario que saluda cuando le conviene, me llama para saber si yo sé de una guía de libreros de viejo que acaba de aparecer. Quiere saber si figura en ella.  No tengo ni idea de la guía le respondo”.

 

            p.129: “ Encontré, en otro libro, la carta que la jefa de prensa de una editorial le dirigía al redactor jefe de Qué leer, el equivalente literario a la revista Qué me dices pero en plan fino, con personajes de cuché, guapos mentones, muchos dientes brillantes. Los del puesto, que no son tontos, cuando me vieron leyendo la carta a Iturbe, que así se apellida el redactor jefe, la guardaron en el cajón junto a las recaudaciones y se me quedaron con los ojos desafiantes”.

 

            Dins els llibres de vell, de vegades trobes coses, tota mena de coses, la llista seria llarga. Fa uns mesos en una llibreria del carrer Pàdua vaig veure dins un volum una estampa vella que no tenia res a veure amb el llibre, la vaig treure i vaig preguntar a una noia que feia les vendes (o els cobraments) quan em podía costar  i em va contestar que anava junt amb el llibre, que si era allà dins tenia que comprar el llibre si volia l’estampa.

 

            Em va xocar una mica, però vaig deixar l’estampa i el llibre, clar.

 

                                

              p.137-138: “ Ahora que alguno de ellos vuelve a saludarme – con lo que otro levanta rápidamente el pico para conocer quién es el que ha llegado al comedero-, será cuestión de andarse con tiento.

 

            Que luego por un comentario pueden castigarme si se me ocurriera – lo que es muy improbable – ir a comprarles a la tienda o a Sant Antoni. El del saludo devuelto es el mismo que me vendía por una barbaridad El discurso de las armas y las letras de Pedro Mourlane Michelena.

 

            Dejó entonces de saludarme. Lo mismo hizo el Patriota, en cuanto se acabó mi interés por los libros que exponía a unos precios desaforados. El libro de Mourlane finalmente lo conseguí por la mitad en una librería de Bilbao.

 

            Como en el fondo es un entusiasta – ese que me ha devuelto el saludo-, me lo ha confesado:

 

            -Nos reunimos unos cuantos y luego repartimos. Claro que siempre queda uno con menos que otro…

                          

 

 

 

             p.246: “ El cuatro pelos vende libros caros. Es decir, va de librero profesional, de librero anticuario. Un lumbreras con aspecto granuloso, no sabemos si por falta de aseo o por la sebosidad que le picó de viruelas el careto. No contento con hacer de chivato, alardeó de la hazaña con otro del buitrerío, que también vende libros carísimos, es decir, que también es un librero profesional, anticuarísimo. Siempre se conducen en cuadrilla y estimulándose entre ellos.

 

            La frase següent no parla dels venedors-compradors, ni dels pirates, professionals i voltors que surten no poques vegades, però és una frase que crec que no te res a veure amb el guió del llibre , o sí

 

             p.181: “ Esta mañana los tablones de X estaban de vacaciones y por eso pude acercarme a la pared y descubrir, en ángulo muerto, el rótulo de una tienda en el interior de Sant Antoni escrito en castellano, además de la viga metálica que conserva – eso no lo podrán borrar, aunque algo se les ocurrirá – el sello de La Maquinista Terrestre y Marítima, así, también en castellano.

         Todo eso, la desaparición del castellano en Barcelona, es hoy por hoy una historia perdida”.

 

Read Full Post »