Feeds:
Entrades
Comentaris

Posts Tagged ‘Aforismes.’

el-llibre-de-les-dones-deiximenis

“ El llibre a la humanitat

és com el sol a la terra,

que les tenebres desterra

i al seny dóna claredat”.

“El tracte amb els llibres dóna,

cert relleu a la persona”.

“La bella relligadura

és del llibre clau segura”.

“D’Eiximenis, Metge i Llull,

n’aprofitaràs tot full”.

“El llibre és capsa tancada

que’l mateix hi pots trobar

una història singular

que una ciència emmetzimada”.

          5 aforismes de Joan Bta. Batlle, a la Revista de Llibreria Antiquària, nº 4 d’octubre de 1982, p. 17.

 

lo-somni-de-bernat-metge-2

Lo somi de Bernat Metge (1396-99)

 

ars-magna-llull

Imatges de l’obra Ars Magna de Llull.

 

manuscrit-voynich3

Manuscrit Voynich

 

          “¿ Qué clases de libros generalmente no son raros?.

Biblias y otros religiosos. No se ha impreso ningún tipo de obras más a menudo que la Biblia y los libros religiosos en general: por lo tanto, solamente un porcentaje extremadamente pequeño de los mismos tienen valor comercial. Las biblias, devocionarios y libros de rezos en general, son atesorados por sus dueños y muchas veces tienen un valor sentimental considerable. El valor sentimental, sin embargo, no tiene nada que ver con el económico.

Sermones e instrucción religiosa. Los principios establecidos arriba para las biblias impresas se aplican a otros libros religiosos también. Mucho de este material fue pensado para la circulación masiva y se imprimieron grandes cantidades. Por otra parte, se guardaron muchos, con el resultado de que sobreviven multitud de ejemplares. Los textos religiosos se produjeron a menudo por los sistemas de impresión más baratos, lo cual, sumado a la restringida demanda actual de este tipo de obras, supone unas cotizaciones muy bajas. Las obras o sermones religiosos escritos por figuras importantes en la historia de la religión, o que se relacionen con acontecimientos históricos, o gente significativa, o que son las impresiones más tempranas para una ciudad o una región, son excepciones posibles.

codex-gigas-o-biblia-del-diable

Codex Gigas o Bíblia del Diable (ca. 1204-1230)

          Ediciones completas de las obras de un autor. Después de que los autores acreditan firmemente la calidad de su obra, los editores aprovechan a menudo su éxito editando las obras completas. Estas ediciones son a menudo de lujo y pueden, incluso, ser limitadas, pero normalmente no son raras. Estas ediciones de obras completas muchas veces se prepararon sin la atención inmediata del autor y por lo tanto tienen poca importancia textual. Si son ediciones limitadas, bien encuadernadas en piel, y en buenas condiciones de conservación, pueden alcanzar sumas considerables. Recientemente, las ediciones de obras completas incorporan los resultados de comparaciones textuales cuidadosas. En estos casos los textos son importantes, y el precio en novedad de la edición completa puede ser alto, pero los volúmenes son textos de estudio, más que libros raros.

Enciclopedias. Las enciclopedias se compran generalmente por su información actual. Las ediciones obsoletas de las enciclopedias contemporáneas tienen poco o ningún valor monetario. Enciclopedias antiguas como pueda ser la primera edición ( 1768-1771) de la Enciclopedia Britannica, o la Encyclopedie de Diderot son excepciones ( no la de la Espasa, para España, mucho más tardía).

Libros de texto. Un libro de texto viejo tiene normalmente un bajo valor monetario, aunque los anteriores a 1850 pueden alcanzar mejores precios, dependiendo mucho de su estado. Los libros de texto impresos antes de 1850 se buscan, en particular los ilustrados.

Reimpresiones y facsímiles. La reimpresión de los textos importantes en facsímil tipográfico o fotográfico es un medio barato de reproducir un texto previamente impreso, y una pràctica común. A excepción de algunas pocas reproducciones de alta calidad de los manuscritos medievales, del renacimiento y de los libros impresos tempranos, los facsímiles raramente alcanzan buenas cotizaciones en el mercado del libro viejo y antiguo, por más que muchas veces se venden con el argumento de que son ‘inversión’.

hypnerotomachia-poliphili5

Hypnerotomachia Poliphili, 1499

 

Periódicos, revistas, y libros cómicos. Mientras que ciertos títulos, años y ediciones especiales dentro de estas categorías son buscados por los bibliófilos y comerciantes, este material muchas veces tiene poco o ningún interés, con excepciones. En el caso de los periódicos, algunas ediciones tienen gran significación, pero se han reimpreso muy a menudo.

Extret de: TUS VIEJOS LIBROS traducció, adaptada al món del libre espanyol, d’un  treball de Peter Van Wingen, de la Biblioteca del Congrés dels Estats Units, i trobat a Tasación de Libros de la Llibreria El Camino de Santiago.

Les 4 imatges de llibres rars són del vlok: http://www.todolibroantiguo.es/libros-raros/menu-libros-raros.html , on podeu trobar molta informació sobre llibres.

exvlokis-color

Anuncis

Read Full Post »

 

              Més aforismes del llibre Els Cent Aforismes del Bibliòfil de Ramon Miquel y Planas.

VII     D’EDITORS Y LLIBRETERS

79

Quasi sempre’ls editors

són dolents si no pitjors.

80

Quan sentis cants de sirenes

serà que neix un Mecenes. 

81

Pensa en son llibre l’autor

y en guanyarhi l’editor. 

82

El llibreter diligent

es conseller del client.

83

Hi ha llibres que’l llibreter

no diu que’ls vèn: diu que’ls té. 

84

Edicions erraconades

van passant per agotades. 

85

May cap llibre de vell

no ha tingut llana al clatell. 

86

Més de dos grans bibliòpoles

són uns lladres de set sòles.

 

 

 

 

 

               “ Los artistas del dibujo y del grabado que habíanse dedicado largamente a ornamentar tarjetas, invitaciones, papeles de carta, participaciones y otras labores de parecida índole, cuando fueron llamados a decorar el libro. Lo efrectuaron con la mayor riqueza y profusión, desplegando un gusto y un poder imaginativo originales y sin precedentes. Todo el reinado de Luis XV fue para el libro el triunfo de la ornamentación; las figuras llenaron las páginas, los adornos las encuadraron, las cabeceras ornaron los principios de los capítulos y los ‘ culs-de-lampe’ los finales. Pocas obras osaron presentarse al público sin que pintores y grabadores colaboraran en ellas con su arte, a tal punto, que muchos libros impresos en aquel tiempo se salvan todavía hoy del olvido, sólo porque sabedores los bibliófilos apasionados de que contienen magníficas viñetas los buscan ávidamente. Un ‘Tratado de cálculo diferencial’ y una ‘Demostración de las propiedades de nla cieloide’, publicados en París hacia mediados del siglo XVII, son libros cuyo precio de venta es al presente bastante caro a causa de estar ilustrados con hermosas figuras de Cochin, y que demuestran cómo no se quería renunciar a la gracia del arte ni en las obras de texto necerariamenta árido”.

 

            Article:”El Arte del libro en el siglo de la galantería”, a la revista de Madrid Alrededor del Mundo, del 29 de noviembre de 1920, pp. 4.

                                         

 

Read Full Post »

 

               Més aforismes del llibre Els Cent Aforismes del Bibliòfil de Ramon Miquel y Planas.

 

VI     D’IMPRESSORS Y ENQUADERNADORS 

67

Pensi l’impressor que’l fa

que’l llibre més qu’ell viurà. 

68

La impremta es un art innoble

quan vol donar gust al poble.

69

Les errades d’impressió

no tenen may més perdó.

70

El llibre ben estampat

guanya molt en claretat.

71

Posanthi de tot lo just

Se fa un llibre de bon gust.

72

Molts autors reben agravi

d’un corrector massa savi.

73

Sovint un gran frontispici

fa de tapa-bruts l’ofici.

74

En quants llibres l’ilustrarlos

ha volgut dir profanarlos¡. 

75

Sols del llibre enquadernat

se pot dir qu’està acabat 

76

Malhaja’l relligador

qu’escapça ab funest rigor¡. 

77

Més d’un llibre s’ha salvat

gracies a un bell relligat.

78

La bona enquadernació

del llibre es consagració.

 

                                           ——————————————–

 

                “¿ Y el libro de arte actual? ¿ Atraía en igual grado la atención de bibliófilos y de coleccionistas? Aun cuando la atención se haya desplazado siempre hacia lo pretérito, no quiere esto decir que el libro artístico actual no atraiga la atención de los buenos aficionados, que hacen profesión de bibliofilia. Los libros elegantes y refinados de hoy han de constituir, mañana, cuando a su perfección y originalidad de materiales se agregue el factor valorativo del tiempo, la pasión de esos providenciales conservadores y catadores de libros, que se llaman bibliófilos.

            Las ediciones lujosas, las encuadernaciones en cuero y plata repujados, las tiradas numeradas, sólo para expertos e iniciados, encuentran también hoy acogimiento fervoroso entre los amantes y gustadores del libro. En Francia y en Alemania hay editores que consagran todo su esfuerzo y su fortuna a la impresión y difusión del libro bello, en su exorno y presentación artística, que luego han de formar el precioso tesoro de bibliotecas, de estancias señoriales y de museos. Por otra parte, los amigos del libro, refinados y sensitivos, se sindican y aprestan para su protección y defensa”.

            Article parlant de les edicions de “ La Cometa” de G. Gili per P. Félix García, a Acción Española del 16 de març de 1934, p. 105.

Read Full Post »

 

 

              

 

               Més aforismes del llibre Els Cent Aforismes del Bibliòfil de Ramon Miquel y Planas.

 

 

 

V    DEL US Y TRACTE DELS LLIBRES

 

56

 

De ton seny sabré’l calibre

veyent com tractes un llibre.

 

57

 

Es cosa que fa pietat

 

veure un llibre estropellat. 

 

58

 

Qui no enquaderna amatent

 

el llibre a full va perdent. 

 

59

 

Guarda de póls y humitats

 

tos llibres, ben ayrejats. 

 

60

 

En l’obra qu’es molt llegida

 

els corchs no hi tenen la vida.

 

61

 

En mans d’infant les tisores

 

són al llibre armes traydores.

 

62

 

No hi ha dret a manllevar

 

llibre que’s pugui comprar.

 

63

 

Qui dexa llibres, ben cert

 

que no’s pot plànyer si’ls pert.

 

64

 

Es un pecat… molt petit

 

l’endurse’n un llibre al llit.

 

65

 

Llibre ben catalogat

 

prest entre mil es trobat.

 

66

 

No’s fan bons bibliotecaris

 

tan sols endreçant armaris.

 

 

 

 

               “ En el mismo sentido dice Laboulaye: ‘ Estos libros espléndidos y curiosos no están hechos para aquellos que los leen; pertenecen, por razón del dinero que han costado, a aquellos que de Boileau, no han retenido ni un sólo verso de memoria; los que han practicado toda su vida:

 

            Cinco y cuatro hacen nueve: quitando dos, quedan siete.

 

            Adiós, por tanto, obras maestras de Padeloup, de Derome, de Niedrée, de Duru, de Capé, de Bauzonet, bellos libros que yo he admirado, pero que no he osado tocar, tan resplandecientes de oro y seda¡ Acostumbrados a obtener el favor de la fortuna, os habéis convertido en volubles y pérfidos como ella.¡Cuánto más valdríais bajo una modesta cobertura de badana o de pergamino¡ Vosotros no seríais entonces esas joyas que adquieren los ricos, esas rarezas que los aficionados cubren de oro. Nadie os envidia, carecéis de precio en el mercado; no sois sino la voz de la Humanidad, esa voz que a través de los siglos divierte nuestra infancia, consuela y dirige nuestra edad madura y, después de habernos enseñado a vivir bien, nos ayudan a morir piadosamente… Quedos conmigo, pobres libros de mi juventud, margaritas santas que yo he recogido bajo mi techo. Vosotros no serviréis después para mi sino para volver a los parapetos del muelle de donde yo os he sacado; allí esperaréis a algún maestro igualmente oscuro como yo, pero que también os amará, por todo lo que le dirán estas páginas que la lectura ha fatigado. Vosotros no me habéis traído ni la riqueza, que no os he pedido, ni la gloria que a los veinte años me era permitido soñar; pero me habéis facilitado, fieles amigos, que cada día me son más familiares y más queridos. Un Cicerón, un Dante, un Shakespeare, un Milton, un Corneille, un Goethe, bellas y nobles figuras, grandes corazones todavía más que grandes espíritus; maestros siempre dispuestos a guiarnos y a sostenernos en medio de los desfallecimientos y de las duras pruebas de la vida, que al mostrarnos lo que ellos han sufrido nos llevan también a odiar a aquellos que ellos han maldecido, a querer a los que ellos han amado, y nos enseñan, en fin, por sus ejemplos y lecciones, que el amor a las letras no es en manera alguna un gusto estéril, sino, bajo otro nombre, el amor a la justicia y a la verdad”.

 

            LASSO DE LA VEGA, Javier: Bibliofilia y comercio del libro antiguo; El Bibliófilo, M, 1947,pp.15-16.

 

 

Read Full Post »

  Més aforismes del llibre Els Cent Aforismes del Bibliòfil de Ramon Miquel y Planas.

II    D’AUTORS Y GENT DE LLETRES 

13

Es un goig molt gran l’escriure

per a qui no n’ha de viure.

14

Si no ets un mestre escrivint,

fill meu, confórmat llegint.

15

Les obres ben acabades

s’han escrit dues vegades. 

16

Sempre’ls escriptors novells

pensen valdre més que’ls vells.

17

Molts cops un gran estilista

no es més que un pèrfit sofista.

18

Escriu del grech y’l llatí

qui no té res séu per dî.

19

Si ets poeta y no’t retens

faràs molts versos dolents.

20

Qui fa imprimir tonteríes

ja’n té per tots els seus dies. 

21

Molts gramàtichs consultats

sols  són autors fracassats. 

                                                                              22

L’escriptormassa copiós

val per mitg, pesant per dos.

23

Qui de les lletres fa ofici

té sempre un peu al hospici. 

24

Igual que’ls falsos brillants

són els escriptors pedants.

25

Traduhir no es pas trahir,

ni fer crítica escarnir. 

26

Dels èxits de llibrería

molts no duren més que un dia.

27

Als crítichs no escoltis massa;

tu ves fent: veuràs què passa.

 

————————

 

 

“Desde luego, hay que distinguir entre el bibliófilo de pata negra ( el de verdad, que sabe de libros y los ama) y el falso, pseudo o de mentirijillas: todo lo bueno tiene –  y siempre ha tenido su imitación, su contrahechura o sucedáneo. Pina Martins cuenta que compró un libro de 1503, lo hizo restaurar, lo vendió y al cabo de unos años lo recuperó tras morir el bibliófilo que lo había comprado, quien no debió abrirlo siquiera, pues las señales puestas por él en algunas páginas continuaban en su sitio.

                El bibliófilo ‘a la violeta’ puede ser millonario, pero ciertamente carece de la pasión, la sensibilidad y la formación consustanciales al bibliófilo de raza, ‘comme il faut’ o como Dios manda. Será fácil presa de los mercachifles del libro, que le venderán ejemplares lujosos, espectaculares – ¡ quizá facsímiles¡ – , pero que un bibliófilo de pro jamás compraría, al menos a ese precio, por mucho dinero que tuviera.

                Como bien dice Celestina en el tercer auto, ?No hay lugar tan alto que un asno cargado de oro no le suba”. Un multimillonario puede elegir coleccionar libros en vez de cuadros, caballos o cabareteras, incluso quizá llegue a poseer, gracias a su dinero, auténticas maravillas bibliofílicas – como el códice Hammer –

                                               

, pero ello no le convertirá automáticamente en bibliófilo: si no ama a sus libros por sí mismos –  y los mira. Los acaricia, los huele, los estudia… los lee – es, según diría Pablo de Tarso, ‘como bronce que suena y címbalo que retiñe’”.

                MENDOZA DÍAZ-MAROTO,  Francisco: El mercado del libro antiguo antiguo en España visto por un bibliófilo, Arco/Libros, Madrid, 2009; col. Instrumenta Bibliológica. Pp. 26-27.

Read Full Post »

 

Temps enrere vaig escriure unes quantes Frases sobre Bibliofília extretes del Discurs Proemial de Ramon Miquel y Planas en el llibre Els Cent Aforismes del Bibliòfil (Ed. Miquel Rius, Barcelona, M.CM.XXIV), i recomanava la lectura dels dits aforismes a tots aquells que sentin alguna cosa, per petita que sigui , en vers els llibres.
          Per aquest motiu crec oportú ara escriure de tant en tant uns quants d’aquests aforismes perquè així el que no els tingui a mà pugui gaudirne’n.
          En el llibre estan dividits en vuit apartats, jo en el vlok aniré posant un cada vegada fins el vuit.

Així doncs el primer es:  I   “ DE LLIBRES Y LLIBRERÍES”.

                                                                                1

                                      Dels béns del món, que’ns dó déu,

                                                cap com els llibres, fill meu.

 2

                                              El món  es un llibre obert

                                                    al home de seny despert.

 3

Dels llibres la Ciencia humana,

                                                      sense la Fe, es cosa vana.

 4

El llibre es un bon amich

que may no causa fatich.

   5

Casa sense llibrería

es castell sense armería.    

                                                                            6

De llibres, pochs i triats,

lo mateix que d’amistats.

     7

Per cada edat de la vida

hi ha’ls seus llibres fets a mida. 

    8

Llibre xich sempre’m ve a punt

perque puch durlo al damunt. 

                                                                                   9

El llibre desmesurat

sol passar molt temps desat. 

10

La dòna y la llibrería

no’s solen dur simpatía.

11

Llibres, es virtut guardarne

y estultícia arreconarne.

12

Demana als llibres la ciencia

y a la vida la experiencia.

 

 

               “ Consecuencia del amor al estudio y la afición a la lectura es la bibliofilia, ciencia, arte y manía en la que abundan los ejemplares pintorescos, admirables y también grotescos. Hombres hay que sólo ven en el libro un compañero precioso e imprescindible para la adquisición de conocimientos; otros hay que en los libros sólo encuentran objetos de lujo, joyas raras, o piezas de especulación… De todos, he aquí una muestra…

                Con letras de oro: El impresor alemán Ratdolt, en 1842, imprimió algunos ejemplares de un Euclides con tinta imitando el oro. Algunos bibliófilos de entonces, ignorantes de los rudimentarios procedimientos empleados en tipografía, imagináronse que estaban impresos con caracteres de oro, y nada más que por esto los compraron…

                Todo por los libros: El afán de coleccionar libros y formar bibliotecas llega en algunos hombres a extremos insospechados. La misma pobreza no es un inconveniente. Así se da el caso del eminente físico y químico inglés Miguel Faraday, quien se hizo encuadernador porque no veía otro medio de satisfacer su sed de libros.

                Article: “Los libros, amigos y enemigos del hombre”, a Caras y Caretas, del 25 de febrero de 1933, n. 1795, p. 57.

 

Read Full Post »